miércoles 15 mayo 2024, 07:15

Calendario trascendental para mejorar la planificación e impulsar la profesionalización del fútbol femenino

  • El Consejo de la FIFA ha aprobado el calendario internacional femenino de la FIFA 2026-2029

  • Este calendario cuatrienal, elaborado tras amplias investigaciones, análisis y consultas, pone en primer plano la protección y el bienestar de la jugadoras

  • Entre sus principales características se encuentran la reducción de los periodos y tipos de partidos, programación uniforme de los periodos internacionales y aumento de los tiempos de descanso, recuperación y regreso a los entrenamientos tras las máximas competiciones

Ante el crecimiento continuo del fútbol femenino en todo el mundo, el Consejo de la FIFA ha aprobado por unanimidad un instrumento trascendental para fomentar su aceleración: el calendario internacional femenino 2026-2029.

Para la elaboración de esta programación cuatrienal, producida tras amplias investigaciones, análisis y consultas, se ha tenido principalmente en cuenta sus repercusiones en las jugadoras.

Uno de sus aspectos más destacados es que acorta de seis a cinco los periodos internacionales, con el objetivo de reducir las interrupciones de las ligas nacionales y los clubes, y los desplazamientos de las jugadoras.

Los periodos se ubicarán cada año de forma uniforme en febrero-marzo, abril, mayo-junio, octubre, y noviembre-diciembre, y con un mínimo de cuatro semanas entre oportunidades internacionales, lo que también redunda en que se produzcan menos interrupciones.

Asimismo, la FIFA ha simplificado de tres a dos los tipos de periodos de que disponen la selecciones nacionales. De esta forma, todos los combinados jugarán a la vez en el mismo tipo de periodo.

"Este calendario es un instrumento esencial para seguir impulsando la profesionalización del fútbol femenino en todo el planeta —ha declarado Sarai Bareman, directora de la División de Fútbol Femenino de la FIFA—. En muchas partes del mundo, las competiciones internacionales proporcionan a las futbolistas oportunidades de jugar en la máxima categoría, sobre todo en aquellas naciones cuyas ligas todavía no son plenamente profesionales. Este calendario consigue el equilibro que permite el crecimiento simultáneo del fútbol de clubes y el de selecciones y, al mismo tiempo, proporciona a las jugadoras más tiempo para descansar, recuperarse y regresar a los entrenamientos entre periodos y una vez concluidas las máximas competiciones".

FIFA Chief Women’s Football Officer, Dame Sarai Bareman

Cada año incluirá dos periodos de tipo I (en mayo-junio y octubre). Cada uno de ellos durará nueve días, y las selecciones nacionales tendrán permitido disputar hasta dos partidos.

Además, cada año incluirá tres periodos de tipo II (en febrero-marzo, abril, y noviembre-diciembre). Cada uno de ellos durará doce días, y las selecciones nacionales tendrán permitido disputar hasta tres partidos.

Los ajustes de la duración y estructura del nuevo periodo de tipo II aportarán varios beneficios a los grupos de interés del ecosistema del fútbol femenino. Como los periodos de tipo II empezarán en martes, las jugadoras podrán descansar más y recuperarse mejor entre sus compromisos con los clubes y las selecciones. Asimismo, se facultará a las federaciones miembro para que se centren mucho más en las selecciones femeninas con la planificación y programación de más partidos internacionales en viernes, sábados y domingos, cuando los aficionados tienen más oportunidades para seguir los encuentros y, por consiguiente, hay más posibilidades de comercialización.

Por otro lado, el calendario fija como mínimo diez semanas entre una máxima competición mundialista, incluida la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2027™, y el periodo posterior. Gracias a ello, las confederaciones y las ligas que organizan competiciones podrán dar prioridad al descanso de las jugadoras inmediatamente después de sus compromisos internacionales.

Fútbol femenino